domingo, 5 de septiembre de 2010

Carta a mi hija, que crece...


S.C. de Bariloche, 05 de Septiembre de 2010

Mi amorcito:

No soy muy bueno para escribir cartas, y mucho menos a mano alzada (esto no lo hago desde que estaba de novio con mamá, uff!!), ni tampoco lo hago muy frecuentemente, pero hay algo que te queremos decir en este momento tan especial de tu vida y las palabras me brotan del corazón y las escribo en estas hojas.

Hoy estás celebrando en este viaje la culminación de tu primer gran etapa en este camino que empezaste a andar hace ya casi, 18 años. Es la etapa de la niñez, del inicio al conocimiento, de empezar a aprender a vivir. Etapa que iniciaste junto con mamá y papá y continuaron en el Jardín, en la Primaria y ahora se termina en tus estudios Secundarios. No estás festejando SOLO terminar la Secundaria, claro que no !! Es mucho más que eso. Se están terminando de formar las alas que crecieron durante todo este tiempo, y empezas a darte cuenta que cada día que pasa podés volar un poquito más sola: estás creciendo.

Lo que queda atrás son las amigas, el cole, el estudio.... lo más maravilloso que te pudo haber pasado. Creéme, solo el tiempo va a darme la razón: esta etapa es la más hermosa en la vida y la que más se extraña cuando somos grandes.

Juventud, enseñanza y amigas del corazón es una fórmula dificil de superar...

Lo que viene es el inicio de lo nuevo, el desafío de vivir. El empezar a ser adulta, y eso no es poco !!! Ruego haber podido darte muchas de las herramientas que hacen falta para comenzar a vivir la vida, en esta nueva etapa. Aunque también es cierto que muchas de esas herramientas se recojen en el camino a fuerza de experiencias vividas y de un que otro golpe que a veces nos toca recibir...

En el mientras tanto, disfrutá de este viaje que bien lo merecés... porque sos nuestra hija, porque sos hermosa y porque desde que naciste llenaste nuestra vidas de alegrías... y nos empachaste de felicidad.


Mi amor, quiero que sepas que no importa que tan grande sea el tiempo ni que tan larga las distancias, siempre nosotros estaremos cerca tuyo para protejerte, para cobijarte, para escucharte, para darte un consejo, para amarte con todo nuestro corazón.... pero por sobre todas las cosas, para regalarte un mimo.

Te amamos.


Mamá y Papá

No hay comentarios: