jueves, 31 de diciembre de 2009

Termina el año...



Haciendo un resumen de lo que he puesto en el blog este año podemos ver lo siguiente:

Etiqueta / Cant. de posteos
Aviación: 1
Boludeces: 15
Cultura: 12
Historia: 4
Introducción: 1
Linux: 6
Música: 6
Opinión: 14
Poesía: 2
Política: 4
Programación: 3
Tecnología: 2
UNLaM: 2

Con lo cual me queda claro que:

He cumplido con este objetivo que me prometí allá por principios del 2007. Aviones y Linux no llegan a 7 posteos. Bien !
Opinión y Cultura tienen una nada despreciable cantidad de posteos. Lo que me llama la atención es la pole position que ocupa un tema tan disperso como entretenido: las boludeces.

Después de tres años me he dado cuenta que lo que más fácil fluye de mi son las boludeces. Pero lejos de inquietarme me reconforta: que otra cosa podría salir de una máquina de decir sandeces como soy yo ?

En fin, veremos si el año que se inicia logramos insertar temas más técnicos y menos dispersos...

Al fin y al cabo si este blog es el feflejo de mi memoria, es lo que hay . Y para gustos los colores...!!!

Feliz Año para tod@s !!!

Eu

Brindemos !!



Brindemos.

Brindemos todo lo que podamos brindar.
Brindemos por brindar.
Brindémonos.

Que todo el mundo brinde lo mejor que tenga para brindar.
Que cada uno brinde su aporte.
Que el mundo brinde oportunidades.

Que los economistas brinden soluciones.
Que los comerciantes brinden mejores precios.
Que la escuela brinde herramientas que sirvan.
Que el fútbol brinde espectáculo.
Que los políticos no brinden espectáculo.
Que los horóscopos brinden buenas noticias en Amor.
Que los pronósticos no brinden fantasía.
Que los hospitales públicos brinden la mejor atención.
Que las empresas privatizadas brinden mejores servicios.
Que los vecinos se brinden ayuda.
Que los padres brinden apoyo a los maestros.
Que los maestros brinden apoyo a sus alumnos.
Que los alumnos se brinden ayuda entre ellos.
Que los automovilistas no brinden mucho si van a conducir.
Que la televisión brinde algo más.
Que se les brinde techo a los sin techo y alimento a los subalimentados.
Que los sueños brinden realidades.
Que la realidad brinde algunos sueños.
Que la industria brinde trabajo bien remunerado.
Que las fronteras no brinden muros.
Que a las víctimas se les brinde justicia.
Que los lectores sigan brindando su tiempo para la lectura.
Que los libros brinden libertad.
Que los libreros brinden ofertas.
Que la historia brinde lecciones.
Que la naturaleza nos brinde sus disculpas.
Que nadie tenga que pedir disculpas por brindarse a su propia naturaleza.
Que los gobernantes se brinden a los ciudadanos.
Que las personas se brinden confianza.
Que los que se brindan por entero al prójimo sean festejados.
Que a nadie le falte un festejante con quien brindar.
Que el pasado nos brinde experiencia.
Que la experiencia no nos brinde sólo canas.
Que el Primer Mundo brinde un buen trato al Ultimo Mundo.
Que no se brinden acuerdos en desacuerdo con el mundo.
Que haya más brindados y menos blindados.
Que brindar por la paz sea más que una frase hecha.
Que la política brinde la posibilidad de evitar las guerras.
Que ningún gobernante, por brindar de más, inicie una guerra.
Que los soldados brinden en sus casas con sus familias.
Que la familia brinde un lugar para ser feliz.
Que la vida nos brinde siempre otra oportunidad.
Que todo el mundo brinde.
Que cada uno brinde su aporte.

Brindemos.
Brindemos todo lo que podamos brindar.
Brindémonos.

Antes del brindis, después del brindis, brindemos un tiempo mejor.
Brindemos un futuro.
Brindemos, que todas las Noches pueden ser Buenas,

Si cada uno brinda al mundo lo mejor que tiene para brindar,
nadie nos quita lo brindado.

Rescatado del ëter...

AVATAR GNU/Linux



Avatar, la película de James Cameron (director de Titanic y Terminator) que en tan sólo 10 días ya recaudó más de U$S 600 Millones, fué creada en gran parte en los estudios neozelandeses de Weta Digital, que con su datacenter de más de 4300 servidores HP Proliant BL2×220c G5 contribuyó a producir los impresionantes efectos y secuencias visuales generados por computadoras del film.

En total sumaron 40.000 procesadores con 104 Terabytes de RAM funcionando 24 hrs. al día, procesando de 7 a 8 Gigabytes de datos por segundo y produciendo 17,8 Gb por cada minuto de la película. Todo en un clúster Linux que actualmente ocupa el puesto 193 del ránking de las 500 supercomputadoras más rápidas del mundo y para el que se tuvo que construir un sistema de refrigeración con agua, ya que los sistemas convencionales de pisos elevados y refrigeración por aire no pudieron controlar el calor que producía.

Weta Digital fué fundada hace 15 años por Peter Jackson, quien luego usó la tecnología desarrollada por su empresa para crear sus no menos memorables películas The Lord of the Rings y King Kong.

Fuente: http://www.vivalinux.com.ar/hard/avatar-con-linux

lunes, 28 de diciembre de 2009

Quick vs. Bubble

Este es un interesante video que permite visualizar dos conocidos algoritmos de ordenamiento en programación. Quién será el más rápido ??

sábado, 26 de diciembre de 2009

Un chico que promete.

Sungha Jung nació en Corea del Sur un 2 de Septiembre de 1996. Como todo niño de su edad (está rodeando los 13), tiene un sueño. El suyo es convertirse en un guitarrista acústico profesional. Su inspiración: Ulli Bogershausen... (pavada de padrino te elegiste nene...)
Bueno, dicen que para muestras basta un botón. Disfruten esta pieza Loving You arreglada por Kotaro Oshio e interpretada por este pequeño demonio.

Enjoy !!

jueves, 24 de diciembre de 2009

Jingle Bombs by Achmed

FELIZ NAVIDAD !!!



...y que reciban muchos "regalitos" !!!

Eu

PD: Agradezco al éter que me dió este excelente dibujo.

viernes, 30 de octubre de 2009

viernes, 9 de octubre de 2009

lunes, 5 de octubre de 2009

Vivo en Palermo...

Hay cosas que solo hay que mirar. Las palabras sobran...

sábado, 26 de septiembre de 2009

viernes, 25 de septiembre de 2009

Adiviná quien ???




A ver, mentes ágiles. Qué reconocido prócer argentino no vaciló ni un segundo en espetar estar sutilezas ???

El gaucho argentino: "Se nos habla de gauchos... La lucha ha dado cuenta de ellos, de toda esa chusma de haraganes. No trate de economizar sangre de gauchos. Este es un abono que es preciso hacer útil al país. La sangre de esta chusma criolla incivil, bárbara y ruda, es lo único que tienen de seres humanos".

Huérfanos: "Si los pobres de los hospitales, de los asilos de mendigos y de las casas de huérfanos se han de morir, que se mueran: porque el Estado no tiene caridad, no tiene alma. El mendigo es un insecto, como la hormiga. Recoge los desperdicios. De manera que es útil sin necesidad de que se le dé dinero. ¿Qué importa que el Estado deje morir al que no puede vivir por sus defectos?. ¿Los huérfanos son los últimos seres de la sociedad, hijos de padres viciosos, no se les debe dar más que de comer".

El Indígena: "¿Lograremos exterminar los indios?. Por los salvajes de América siento una invencible repugnancia sin poderlo remediar. Esa calaña no son más que unos indios asquerosos a quienes mandaría colgar ahora si reapareciesen. Lautaro y Caupolicán son unos indios piojosos, porque así son todos. Incapaces de progreso. Su exterminio es providencial y útil, sublime y grande. Se los debe exterminar sin ni siquiera perdonar al pequeño, que tiene ya el odio instintivo al hombre civilizado".

La masa popular: "Tengo odio a la barbarie popular... La chusma y el pueblo gaucho nos es hostil... Mientras haya un chiripá no habrá ciudadanos, ¿son acaso las masas la única fuente de poder y legitimidad?. El poncho, el chiripá y el rancho son de origen salvaje y forman una división entre la ciudad culta y el pueblo, haciendo que los cristianos se degraden... Usted tendrá la gloria de establecer en toda la República el poder de la clase culta aniquilando el levantamiento de las masas".


Gracias Maestro !!! Usted se merece un Himno...


...y gracias Lucas Carrasco por permitirme sacar esto de tu blog.

lunes, 21 de septiembre de 2009

Marina Carolina Moisés

Excelente defensa de la Ley de Medios Audiovisuales de la Diputada Jujeña del FpV. Sin más, disfruten:

lunes, 14 de septiembre de 2009

viernes, 11 de septiembre de 2009

miércoles, 9 de septiembre de 2009

domingo, 6 de septiembre de 2009

TODOS SOMOS EL (VERDADERO) CAMPO


Las organizaciones de la agricultura familiar, campesinas e indígenas de nuestra Patria chica de la provincia de Buenos Aires decimos:

NOSOTROS SOMOS EL CAMPO

Somos los productores familiares que producimos con nuestro trabajo gran parte de los alimentos frescos que consumen los habitantes de las ciudades.

Constituimos más de las dos terceras partes de los productores agropecuarios argentinos, y a diferencia de los grandes propietarios y terratenientes, vivimos en nuestras fincas y granjas que se encuentran esparcidas en todo el territorio argentino siendo mas de 200.000 unidades productivas que respetamos y cuidamos la tierra y el medio ambiente.



Consideramos la producción agropecuaria como una actividad orientada a la reproducción ampliada de la vida y no meramente lucrativa, no especulamos con la necesidad de alimentos de nuestros hermanos y queremos vivir dignamente del fruto de nuestro trabajo.
Queremos profundizar los avances innegables producidos en estos últimos años pues buena parte de nosotros no poseemos la propiedad de nuestras tierras, carecemos de servicios de salud y educación adecuados, viviendas dignas y estructuras productivas adecuadas.

Valoramos y rescatamos un Estado activo, democrático y comprometido. Nosotros ponemos ideas y el trabajo necesario que aporta a la construcción de un verdadero desarrollo nacional, inclusivo, integrador, que supere históricas injusticias. Allí nuestro esfuerzo es de sol a sol.

Valoramos esperanzados las políticas nacionales y provinciales en ejecución, destinadas a fortalecer la producción diversificada familiar y el desarrollo local y regional como camino imprescindible para enfrentar la pobreza rural:

* el Foro Nacional de la Agricultura Familiar junto a la Subsecretaría de Desarrollo Rural y Agricultura Familiar,
* la creación del IPAF y otros programas del INTA,
* los subsidios a diversas producciones familiares,
* los programas de créditos accesibles,
* los apoyos del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación a la creación de infraestructuras productivas,
* la implementación del Registro Nacional de la Agricultura Familiar,
* el monotributo social agropecuario,
* la Mesa de Desarrollo Rural de la provincia de Buenos Aires,
* la ley de Microcrédito y sus respectivos Consorcios de gestión compartida entre organizaciones y el estado, etc.


Compartimos la política de integración regional y nos sentimos herederos del sueño y el destino de una Patria Grande

Por eso decimos que debemos profundizar el rumbo y como no somos un sector aislado de los intereses de la Patria, creemos que debemos apoyar el avance de distintas leyes:

1. Ley de medios audiovisuales
2. Ley de Entidades Financieras
3. Ley de Quiebras
4. Implementación de un Plan Nacional de desarrollo agropecuario que sustente la soberanía alimentaria recuperando el cooperativismo con la promoción y legitimación del trabajo asociado.
5. Implementación de un Plan Nacional de desarrollo industrial en el marco de la economía social con fuerte apoyo a la pequeña y mediana industria, con desarrollo tecnológico propio y fuerte incentivo a la investigación.


Creemos que es tiempo de fortalecer un frente de sectores y organizaciones sociales, económicas, culturales y políticas que den estructura y cuerpo a un modelo nacional y popular sustentado en la participación y el desarrollo humano y espiritual de nuestro pueblo.

Las organizaciones campesinas e indígenas de nuestra patria decimos:

NOSOTROS SOMOS EL CAMPO

Consideramos que es necesario que el gran pueblo sepa que quienes se apropian hoy de palabras fuertemente simbólicas como “Patria”, “Campo”, “Alimentos”, nos referimos a las entidades que conforman la mesa de enlace a saber, Sociedad Rural, CRA, Coninagro, son los que históricamente se han apropiado de nuestra tierra y nunca dudaron derrocar gobiernos democráticos para apropiarse de las riquezas de nuestra madre tierra e imponer un modelo de país, sojuzgando a la inmensa mayoría a sus intereses, a quienes se sumó hoy un sector de la Federación Agraria Argentina en otro patético caso de traición de su dirigencia a los valores que le dieron origen.

Hoy, la así formada mesa de enlace, pretende hacer creer a la sociedad, con el apoyo de las monopólicas “empresas de comunicación, que ellos representan aquellos símbolos, pero la historia los condena y, como nueva muestra de su ancestral egoísmo, vuelven a tramar el debilitamiento de nuestra democracia, conseguida a fuerza de terribles sacrificios de nuestro pueblo, intentando desfinanciar al Estado para someter al gobierno a sus intereses y al mismo tiempo rasgándose las vestiduras por la pobreza en una actuación de quien supone que no tenemos memoria. No hay más que repasar atentamente las declaraciones de sus principales referentes en estos últimos días.

Por eso decimos que ¡nosotros somos el campo!

Por todas estas cuestiones es que exigimos que cuando se traten problemáticas vinculadas al “campo” en los espacios de diálogo que se están conformando, nuestra voz tenga un lugar. De no ser así, al diálogo le faltará el timbre, la fuerza, la cultura y la visión del campesinado profundo, del verdadero campo.

viernes, 4 de septiembre de 2009

miércoles, 2 de septiembre de 2009

Strip Dancers

Gracias Nacho, lo tuyo ya viene !!!

Try JibJab Sendables® eCards today!

jueves, 27 de agosto de 2009

RMS y el software libre en las escuelas

Un excelente video de Richard Stallman donde explica el porque es necesario que en las escuelas se utilice software libre.



Free as a Freedom.

miércoles, 26 de agosto de 2009

Admiral William Brown

Gracias por el regalo, Charles Hannibal !!!

martes, 18 de agosto de 2009

...lo demás no importa nada.

La película "San Martín, el Cruce de los Andes", una coproducción entre Canal 7, Canal Encuentro y el Instituto de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) está rodando sus últimas escenas en el Espacio para la Memoria (ex Esma) y relata el cruce de la cordillera de los Andes, que el prócer, interpretado por Rodrigo de la Serna, emprendió junto a su ejército en 1817.la mayor parte de las escenas se rodaron en Barreal, pueblo de montaña ubicado al sudeste de San Juan en el Valle de Calingasta.

miércoles, 12 de agosto de 2009

Cuando el sistema funciona...



En mi notebook utilizo linux desde siempre. Actualmente con Ubuntu 9.04 (tengo esa costumbre de cambiar de distro cada tanto para no aburrirme :-). Además utilizo habitualmente Kmymoney2 (KMM), en su versión 0.9.3-CVS, como programa de gestión financiera.

El viernes 7 de agosto por la noche estaba utilizando KMM como de costumbre y descubro lo que supongo es un bug (al apretar un botón crashea el programa y se pierde toda la data no guardada, pavada de bug !).
Como estoy subscripto a la lista de usuarios de KMM, informo de esta novedad a minutos del sábado 8.
Media hora después responde a la lista uno de los desarrolladores (dicho sea de paso, argento el muchacho) confirmando la existencia de este bug y que en breve se dedicaría a solucionar el problema.
A primera hora de lunes 10, recibo un correo de otro desarrollador desde Alemania, donde notifica haber solucionado el problema y que estaba pronto a subir los cambios al CVS.
Hoy, miércoles 12 de agosto, recibo gratamente un mensaje desde Ubuntu donde informa que había actualizaciones disponibles donde, entre otros, estaba el upgrade del paquete de KMM. Por supuesto que ese bug ya es historia.

En menos de 5 días, no solo se había solucionado un problema crítico, sino que se había paquetizado a .deb y actualizado en la distro que utilizo !!

Solo me quedan dos refrexiones:

1- Como me gusta cuando un sistema funciona. Este un un pequeño ejemplo de como ese circulo virtuoso de usuarios y desarrolladores pueden trabajar en forma conjunta para mejorar programas y sistemas de software libre.

2- Cada día me alegro más de haberme alejado, allá lejos y hace tiempo, de Hasefroch.

sábado, 8 de agosto de 2009

sábado, 1 de agosto de 2009

Siempre tendremos París



Por Ray Bradbury

Vuelo a París todos los años, si puedo el día de la Bastilla, para subir a la torre Eiffel y mirar la ciudad explotando de fuegos artificiales.

Si tuviera que darles a ustedes un consejo sobre qué hacer como turistas el primer día o la primera semana en la ciudad, les diría que se den un paseo solos, sin ninguna otra persona, a través de París, deteniéndose cada media hora en un café al aire libre para tomar un café o una cerveza o un aperitivo, y que lleven bajo el brazo un ejemplar de Suave es la noche de F. Scott Fitzgerald. Todos los años, cuando vuelvo a ir, no llevo un ejemplar del libro de Fitzgerald: siempre me compro uno nuevo y escribo en él: “París 1998”, “1999” o “2000”. Tengo cantidad de ejemplares de Suave es la noche en mi biblioteca en casa, que me recuerdan mis excursiones por la gran ciudad. Me resulta la novela perfecta para leer en la atmósfera de ese magnífico ambiente.

Si se paran frente a Nôtre Dame y miran a su izquierda, verán una calle que no es más que un callejón y que se extiende cerca de un kilómetro. Si se meten en ese callejón y lo caminan de punta a punta, encontrarán por lo menos seiscientos restaurantes. En cada cuadra hay allí treinta restaurantes de un lado y treinta del otro. Y al recorrerlo es así todo el camino, hasta el boulevard Saint-Michel y más allá.

Fuente: Página12

lunes, 27 de julio de 2009

El número π


Por Adrián Paenza

¿Qué es p? O en todo caso, ¿qué es “pi”? ¿Qué quiere decir? ¿Por qué se escribe así? (p).¿Por qué tanta reverencia y fama? Estoy seguro de que usted escuchó hablar muchas veces de p como un número y se debe haber preguntado (y se seguirá preguntando): ¿Qué número? ¿Cómo un número? ¿De qué hablan los que hablan de p? Y habrá seguido: los números que conocemos son los que usamos todos los días: 1, 2, 3, ..., 173, un millón, etc. O en todo caso, uno usa los números racionales (también llamados fracciones o quebrados) como ½, ¼, (2/3), (7/8), (5/3), etc, creo que usted me entiende.

¡Esos son los números! Por eso, otra vez insisto con la pregunta: ¿de qué hablan los que hablan de p?

Para poder descubrir qué lo hace tan atractivo, por qué se llama así, por qué es un número, y si es un número –como todos dicen–, ¿por qué no es uno de los números que usamos todos los días? ¿Qué es lo que uno debería saber de p y no sabe? Venga conmigo. Suponga que ahora entramos juntos a un museo en donde p o pi está siendo exhibido como atracción principal.

Lo que quiero hacer con usted es una suerte de visita guiada, de manera tal de poder descubrir y disfrutar de una de las maravillas del mundo, tanto como si estuviéramos juntos ante La Gioconda o el Guernica, o si escucháramos Aída o la Quinta Sinfonía de Beethoven. Acompáñeme.

Para iniciar el trayecto, necesito que consigamos algunos objetos circulares. Por ejemplo, una moneda cualquiera, una lata de bebida gaseosa, un tarro de pintura, un plato, un vaso cilíndrico, una botella de cerveza, etc. Necesito también que tenga una cinta métrica, como las que usan los carpinteros o las modistas. Ahora, haga lo siguiente con cada objeto que consiguió:

a) Mida el diámetro de cada objeto y anote en una tabla los resultados.

b) Tome ahora la cinta métrica y enrósquela alrededor del objeto. Es decir, al hacer esto, usted está midiendo la circunferencia. Luego, anote los resultados.

c) Por último, escriba en un papel los siguientes datos: en la primera columna, el objeto; en la segunda, el diámetro; en la tercera, la circunferencia que usted midió y, por último, en la cuarta columna, anote el siguiente cálculo: haga la cuenta entre lo que midió la circunferencia de ese objeto, dividido por el diámetro. Mire los resultados que tuvo, ¿puede sacar alguna conclusión? ¿Está sorprendida/o? ¿No le llama nada la atención?

Seguramente, usted habrá advertido que hay algo que parece que está presente en todos los cálculos, algo así como una constante. En todo caso, pareciera que hay un número que se repite en todos los casos. ¿Será así?

Antes de sacar más conclusiones, haga ahora un nuevo experimento: busque otros objetos circulares. Mídales el diámetro. Pensando en lo que dedujo más arriba, ¿se atreve a predecir cuánto mide la circunferencia? Acá le pido un favor: no siga leyendo. Es decir, usted haga lo que quiera, pero lo que creo que vale la pena es que haga las pruebas propuestas más arriba, hasta que se sienta satisfecha/o de que entendió.

Por supuesto, más allá de predecir lo que tendría que pasar, la/lo invito, a que después corrobore que lo que usted predijo es cierto, y la única manera posible es midiendo. Una vez que lo haya hecho, podrá deducir si lo que conjeturó es válido o no.

Ahora sí, un paso más: lo maravilloso es que no importa qué objeto circular usted elija, del tamaño de una naranja o el de todo el planeta, siempre, si uno mide la circunferencia y el diámetro y hace el cociente el número que resulta ¡es constante! Este número es el que se llama p.

p ha enloquecido virtualmente a todos los que intentaron abordarlo durante miles de años. Y digo enloquecido en el sentido más fino y atractivo de la palabra. Muchísima gente a lo largo de la historia ha querido domarlo, conocerlo, develarle los misterios... y si bien se conocen de él muchísimas propiedades, todavía queda muchísimo por descubrir.

Es que p tiene una fortaleza tremenda y una ubicuidad asombrosa. Se lo encuentra en los lugares más impensados, que parecen no tener ninguna relación entre sí y es totalmente impredecible. Para empezar, algunos datos.

1) Los primeros números del desarrollo decimal de p son: 3,14159...

2) p es un número irracional (en el sentido de que no es posible obtenerlo como cociente de dos números enteros). Este hecho lo probó Johann Lambert en 1761.

3) p es además, un número trascendente (una clase aún más privilegiada dentro de los irracionales)*. Esto lo demostró Ferdinand Lindemann en 1881.

4) Justamente, el hecho de que p sea trascendente hace imposible lograr la cuadratura del círculo. ¿Qué quiere decir esto? Esto dice que si usted tiene un círculo cualquiera, no es posible construir con regla y compás (no existe, ni podrá existir) un cuadrado cuya área sea igual a la del círculo. Estos dos hechos parecen desconectados, pero quien los junta es la propia matemática.

5) En 1647 aparece por primera vez en la literatura la letra griega p (que sería el equivalente de nuestra letra “p”) representando al número que nos ocupa. La introduce William Oughtred que usa otra letra del mismo alfabeto, nuestra letra “d”, junto con la p: p.d. Oughtred usó esa combinación para indicar el “perímetro-diámetro”. Sin embargo, el primero que usó la letra como símbolo para representar el número 3,14159..., fue William Jones en 1706, en Synopsis Palmariorum Matheseos. Y después, llegó Leonard Euler, el matemático alemán que la hizo popular para siempre.

6) El desarrollo del número p empieza así: 3,14159 26535... Durante muchísimos años, generaciones enteras se entretuvieron buscando la mejor manera de aproximar al número p como cociente de dos números enteros. Las que más trascendieron, y por lo tanto son las más conocidas, son:

i. 22/7 = 3,1428 57142... (que coincide en los primeros dos decimales).

ii. 333/106 = 3,14150 9433,,, (que coincide en los primeros cuatro decimales).

iii. 355/113 = 3,1415929203... (en este caso, coinciden las primeras seis cifras decimales).

7) p tiene infinitas cifras decimales, que no se repiten, no siguen un patrón. A través de la historia, los matemáticos de todas las épocas le dedicaron mucho tiempo a tratar de determinarlas todas (o a predecirlas todas, como uno puede hacer con un número racional), por supuesto, sin éxito.

8) La Biblia** contiene dos referencias al número p y en ambas se menciona que es igual a 3. Sin embargo, los antiguos egipcios, árabes y hebreos solían darle a p (aunque no usaran el nombre) un valor que era un poco mayor que 3.

9) No lo dije hasta acá pero lo más conocido sobre el número involucra la fórmula para calcular el perímetro de una circunferencia de diámetro d

Longitud = p x d

Por otro lado, el área de un círculo de radio r se obtiene como:

p x r²

y el volumen de una esfera de radio r, se obtiene como:

(4/3) p x r³

10) Aunque parezca increíble, hay un día que se conoce con el nombre del “día del número p”. Esto sucede todos los 14 de marzo, ya que usando la notación inglesa, que escribe primero el mes y después el día, y si uno acepta al número 3,14 como aproximación de P, entonces, el 3/14 o el 3-14 significa 14 de marzo. Esto sucede desde el año 1988, cuando el físico Larry Show, conocido como el “Príncipe de Pi”, propuso instaurarlo y fue aceptado por una buena parte del mundo.

11) De todas formas, más allá de la curiosidad por tener la mayor cantidad de cifras decimales posibles, el astrónomo norteamericano Simon Newcomb aseguró que con diez de ellas sería suficiente para calcular la circunferencia de la Tierra con un error menor a un centímetro

12) La idea de que pi estaba ligado a circunferencias y círculos duró hasta el siglo XVII, cuando se empezaron a estudiar otras curvas (hipocicloides, catenarias, braquistócronas, por poner algunos ejemplos) y se descubrió que al calcular las áreas relacionadas con ellas involucraban también al número pi.

13) Y un poco más acá en el tiempo, pi termina su contrato de exclusividad con la geometría y aparece ligada a otras ramas de la matemática: números complejos, teoría de números, probabilidades y estadísticas, series numéricas.

Por último, como uno no se va a pasar midiendo circunferencias y diámetros de objetos circulares para poder calcular p la/lo invito a recorrer un camino que conduce a p, y que no es necesariamente de los más conocidos. Eso sí: como la literatura que hay sobre el número p es tan vasta, cualquier cosa que yo escriba acá será como tirar una gota en el océano: no afectará –virtualmente– en nada el volumen. Pero eso no quiere decir que no nos cambie el volumen a usted y a mí. De hecho, como ambos sabemos poco de él, todo lo nuevo que incorporemos será atractivo y desafiante. Por eso es que la/lo invito a que recorramos juntos este camino. Acá va.

Es un experimento que provee una aproximación de p que es espectacular. El método se conoce con el nombre de “El problema de la Aguja de Buffon”. Fue investigado en 1777 por el naturalista y matemático francés Comte Georges Louis de Buffon (1707-1788). Necesitamos algunos elementos (no muchos): consiga unos fósforos y sáqueles la cabeza o bien consiga palillos o escarbadientes o agujas para coser.

En una hoja de papel, dibuje líneas paralelas (como si fueran renglones), separadas unas de otras al doble de la medida de las agujas o de los escarbadientes. Ahora, deje caer cada aguja sobre la hoja de papel, desde unos 30 centímetros de altura (aproximadamente). Cuente el número de agujas que o bien tocan o bien cruzan una de las líneas que usted dibujó. Y ahora, cuando terminó de soltar todos los agujas, haga el siguiente cálculo: “divida el número de agujas que tiró por la cantidad que o bien tocan o bien cruzan una de las líneas”.

El número que obtenga es una aproximación al número (2/p). Naturalmente, cuantas más agujas intervengan en el experimento, mayor es la precisión con la que le permitirá calcular el valor de p ***.

Notas:

* Un número real se llama trascendente cuando no es la raíz de ningún polinomio con coeficientes enteros. Debido a esto, se sabe que p no puede ser escrito como ninguna combinación finita de números enteros y/o de sus raíces.

** La Biblia contiene dos referencias (Los Reyes 7:23 y Crónicas 4:2). En ambas el valor considerado era de 3 (como indica Wells, en el libro que publicó en 1986, “The Penguin Dictionary of Curious and interesting Numbers”) Tanto los egipcios como los babilonios le daban un valor de 22/7. Los chinos, en ese sentido, ofrecían una mejor aproximación, llegando hasta los seis decimales correctos (tal como aparece en la enciclopedia de Wolfram MathWorld, http://math world.wolfram.com)

*** Para más información sobre Buffon y el método experimental propuesto: http://www.mste.uiuc.edu/ree se/buffon/buffon.html.



Fuente: Diario Página12

jueves, 23 de julio de 2009

domingo, 19 de julio de 2009

Discépolo


“Pasaste de náufrago a financista sin bajarte del bote. Vos, sí, vos, que ya estabas acostumbrado a saber que tu patria era la factoría de alguien y te encontraste con que te hacían el regalo de una patria nueva, y entonces, en vez de dar las gracias por el sobretodo de vicuña, dijiste que había una pelusa en la manga y que vos no lo querías derecho sino cruzado. ¡Pero con el sobretodo te quedaste! Entonces, ¿qué me vas a contar a mí? ¿A quién le llevás la contra? Antes no te importaba nada y ahora te importa todo. Y protestás. ¿Y por qué protestás? ¡Ah, no hay té de Ceilán! Eso es tremendo. Mirá qué problema. Leche hay, leche sobra; tus hijos, que alguna vez miraban la nata por turno, ahora pueden irse a la escuela con la vaca puesta. ¡Pero no hay té de Ceilán! Y, según vos, no se puede vivir sin té de Ceilán. Te pasaste la vida tomando mate cocido, pero ahora me planteás un problema de Estado porque no hay té de Ceilán. Claro, ahora la flota es tuya, ahora los teléfonos son tuyos, ahora los ferrocarriles son tuyos, ahora el gas es tuyo, pero..., ¡no hay té de Ceilán!”

sábado, 4 de julio de 2009

viernes, 26 de junio de 2009

Me tenesh miedo Marshe ??

A Tinelli no lo paso ni ahí, pero este video da mucho que hablar.

sábado, 20 de junio de 2009

Viva Springfield carajooooo.....!!!

Este video intenta ser un una patadita por lo bajo al movimiento.... al carajo... como me hizo cagar de risa..!!!

martes, 16 de junio de 2009

¿Hasta cuándo?

Peter, como de costumbre, un capo !!!

viernes, 12 de junio de 2009

Caperucita, el lobo y el 28 de Junio.

Fallo del caso Caperucita y el Lobo


Fallo de Caperucita y el Lobo

Versión de la Justicia Argentina en relación a Caperucita y el Lobo
con las ' mejoras' del proyecto de reforma del Código Penal.
Visto y considerando:

1) Que Caperucita no desconocía que podía encontrarse con el Lobo.

2) Que tampoco era ajena al hambre del Lobo, ni a los peligros del bosque.

3) Que si le hubiera ofrecido la cesta de la merienda para que el Lobo
calme su hambre, no habrían ocurrido los sucesos referidos más arriba.

4) Que el Lobo no ataca a Caperucita de inmediato, y que hay
evidencias que primero conversa con ella.

5) Que es Caperucita quien le da pistas al Lobo y le señala el camino
de la casa de la abuelita.

6) Que la anciana es inimputable ya que confunde a su nieta con el Lobo.

7) Que cuando Caperucita llega y el Lobo está en la cama con la ropa
de la abuela, Caperucita no se alarma.

8) Que el hecho de que Caperucita confunda al Lobo con la abuelita
demuestra lo poco que iba a visitarla, hecho que tipificaría un
abandono de persona por parte de la joven Caperucita.

9) Que el Lobo, con preguntas simples y directas, quiere
desesperadamente alertar a Caperucita sobre su posible conducta.

10) Que cuando el Lobo, que ya no sabe qué más hacer para alertarla,
se come a Caperucita, es porque ya no le quedaba otra solución.

11) Que es altamente posible que antes Caperucita hiciera el amor con
el Lobo y lo disfrutara.

12) Que la versión de que Caperucita, cuando oye la pregunta del Lobo:
«¿Adónde vas?» responde: «A bañarme desnuda en el río», según
testimonio de la ardilla que dice que le confeso el sapo antes de
fallecer, cobra cada día más fuerza.

13) Que se desprende del punto anterior que es Caperucita la que
provoca los más bajos instintos, brutales y depredadores, en la pobre
fiera.

14) Que el Lobo ataca, pero tal hecho corresponde a su propia
naturaleza y a su instinto natural y animal, exacerbados por la
conducta de la susodicha Caperucita

15) Que párrafo aparte para la madre de Caperucita, quien exhibe
culpabilidad por no acompañar a su hija.

Por todo lo antes dicho, se revoca el fallo de Cámara,
absolviéndose al Señor Lobo y se dispone además:
a) Apercibir a la familia de Caperucita, imponiendo a la abuela
presentarse en hospital a designar, para su observación gerontológica;
b) A la madre condenarla al pago de las costas y honorarios
correspondientes derivados del presente juicio;
c) A la familia de Caperucita a pagar la suma de $ 100.000 en concepto
de indemnización al señor Lobo.

Aclarase asimismo en el presente fallo que este proceso no afecta el
buen nombre y honor del Señor Lobo y que este juzgado agradece el
apoyo el sr vicepresidente Cobos La doctora Carrio, el sr Macri, De Narváez
y el sr Solá en favor del señor lobo.

Publíquese, archívese, y téngase por firme el presente fallo.

sábado, 6 de junio de 2009

En la quietud de la noche...

Se que estoy muy musiquero, pero este video lo encontré de casualidad y no lo podía dejar pasar... Whitesnake me trae muchos recuerdos de pendex.. en fin.... disfrútenlo !!!

jueves, 4 de junio de 2009

The Love Song

Después de Beaches nada mejor que este temita para completar el set de música romanticona....



Qué grande Paquita !!!

lunes, 1 de junio de 2009

Beaches

Hacia mucho que no ponía algo de música, y esta versión en vivo de Wind Beneath My Wings de Bette Midler es única... Disfrútenla !!

lunes, 18 de mayo de 2009

En Diferido




Por Juan Sasturain

Harto ya de estar harto un día se fue al Tigre, al fondo, bien al fondo, por el Carapachay, y se instaló cómodo, solo y entre sus cosas. Podía laburar en lo suyo desde allí, con el contacto de la lancha diaria y proveedora, con teléfono eventual. Lo que hacía, lo que producía, iba y venía por esa vía: entregaba y cobraba sus manufacturas, contacto mínimo por elección. No quiso tele y apagó la radio, pero tenía su música, sus libros, numerosas asignaturas pendientes esperándolo en la biblioteca. Eso sí: recibía, cada día y con la lancha, el diario. Un anclaje, una manera de no cortar con todo, se dijo.

Sin embargo, el primer día que le llegó el matutino de mayor circulación junto con la leche y el pan cotidiano, lo dejó a un costado, no lo miró, no tuvo ganas. Al otro día igual, pero lo puso encima del anterior, los dejó para después. Así pasó con los siguientes, y a la semana tenía una pilita. Varias veces estuvo a punto de usarlos para alentar las primeras llamas del asado habitual pero se contuvo. Tampoco suspendió la entrega. Intuyó que acaso ese almacenamiento de información cotidiana en suspenso tendría algún sentido, y una noche –al mes de estar en la isla–, relajado y escuchando las Variaciones Goldberg en la segunda versión de Glenn Gould, al observar la prolija pila de papel ordenadamente dispuesta, entendió lo que estaba haciendo sin saberlo: suspender la información cotidiana, no enterarse –digamos– para poder leerla acaso alguna vez toda junta, con una distancia que le diera otra perspectiva. La actualidad en diferido, digamos, si cabe expresarlo así sin escandalizar a la lógica.

A partir de ese momento prácticamente no pensó más en el asunto, siguió en lo suyo y disfrutó del lugar, el laburo, la música y los libros. Estuvo mal o bien consigo mismo y como nunca percibió, fue consciente de los cambios del día y las estaciones, las plantas, el agua y los bichos. Y sobre todo fue consciente de la dificultad de parar su propia máquina mental. Sin embargo, de a poco logró cierta armonía y se entregó con una concentración que no conocía a la lectura y a la música, con la que se desesperó y encontró la paz alternativamente. Lo pasó –en fin– como supo y pudo, pero a solas, sin ruidos de actualidad. Mientras, la pila de los diarios crecía, prolija y a la espera. Cada tanto lo asaltaba la angustia por saber qué pasaba fuera de su circunstancia cotidiana, pero siempre se contuvo en los contactos cotidianos, neutralizó la ansiedad por preguntar, por querer saber. Finalmente decidió que volvería a leer los diarios al cumplirse un año –no antes ni después–, y esa decisión lo relajó aún más.

Entre Gardel, el Antiguo Testamento, Dickens, Faulkner, Tristano, Parker, Onetti, Garcilaso, Schoppenhauer, Borges, la colección de Patoruzito y Misterix, Shakespeare, Pugliese instrumental, Chesterton, Conrad, Arlt, Monk, Bach, Kafka, tres décadas de El Gráfico encuadernadas y un largo etcétera que incluía la mera contemplación, el saludable silencio, el mate siempre y el whisky al atardecer, pasó el tiempo. No sabía si era feliz porque estaba solo, pero sí sabía que antes no lo era acaso por estar demasiado (mal) acompañado.

Finalmente, cuando se cumplió el año, fue hacia la pila y no agarró el último diario, el de ese día, sino el primero, el del día en que había llegado: lo leyó de cabo a rabo y cuando lo terminó tuvo una sensación no por obvia menos extraña. Leer en diferido le cambiaba el sentido a la lectura. No sabía si los políticos que aparecían en primera plana seguían vigentes, si el equipo que había ganado ese domingo y encabezaba la tabla había sido finalmente campeón, si la inflación había trepado tal como se pronosticaba, si el crimen de primera plana seguiría ahí mucho tiempo, si encontrarían al asesino, o si no; si la película anunciada había sido tan buena como se suponía. La respuesta estaba o no en algún lugar de la pila, en algún punto de la serie. Podía espiar, si quería.

Ahí fue cuando tomó su segunda decisión: no espiaría ese futuro ya pasado, no se adelantaría en la lectura, leería uno por día, encararía la lectura como si recién tuviera el diario de ese día en sus manos, experimentaría en sí mismo las reacciones ante la incertidumbre de lo porvenir con la evidencia de que lo que esperaba ya había pasado...

Y así entendió de pronto, en toda su ambigua significación, el doble sentido de diferir: en diferir estaba la idea de postergar pero también de la de diferenciar(se). El que difiere asume la tácita, necesaria diferencia. Al diferir la lectura, el texto y él mismo diferían (no eran los mismos) respecto de su situación original. Y eso –lo supo, lo quiso– estaba bueno. Estaba muy bien esa distancia.

Porque leído así, en cuentagotas, en capítulos diarios, el año cerrado no difería demasiado –otra vez la idea...– de los otros relatos con los que había llenado de lectura (historias reales, ficciones) todo ese tiempo de apartamiento de la actualidad. El diario de un año era un texto narrativo más, complejo y diverso pero que, en el fondo, compartía sus atributos formales con los otros textos. Y en la comparación, y en todos los órdenes, el diario perdía. Si ante una novela se requería, para participar y disfrutarla plenamente, una programática suspensión momentánea de la incredulidad (hacer como que lo que pasaba era “cierto” era el pacto de lectura: creer en (la existencia de) Joseph K y Madame Bovary, no tardó en experimentar la desagradable sensación de que –sin querer– el diario requería una suspensión inversa: para poder aceptarlo (digerirlo) había que suponer que lo que se leía no era cierto ni pretendía serlo... Que sólo suspendiendo momentáneamente la credulidad se podía soportar tanta incoherencia, tanta falsa expectativa creada para nada, tantos caracteres falsamente pintados, tanta historia abierta que cerraba mal, sin desarrollo; tantos temas supuestamente clave que apenas insinuados desaparecían; tantos personajes incoherentes y contradictorios, tanta incongruencia entre la acción descripta y los comentarios del narrador; tanta falsa expectativa defraudada sin aviso ni vergüenza; tanta contradicción no resuelta... Tanto interés requerido al pedo, tantos trucos de cuarta para lograr la atención folletinesca de un lector supuestamente imbécil.

Mirados con la distancia de un año apenas; diferidos los sucesos y personajes de la novela del diario, tuvo finalmente la sensación de una infinita cantidad de energía narrativa desperdiciada para contar tendenciosamente lo innecesario.

Tal vez por eso, tras completar la lectura puntual durante un año de los diarios del año anterior, se detuvo otra vez. Estaba amargado, ansioso, enojado consigo y el mundo, otra vez enfermo. Por eso decidió parar. Se había acumulado una pila equivalente de los diarios de los últimos doce meses pero decidió que la historia que le contaban lo asqueaba. No es que no le interesara cómo seguía; el problema no era la historia –que en el fondo era siempre la misma y la suya también–, sino el cómo del relato. Y ahí se dio cuenta de que, secretamente, la idea de diferir la información, de convertirla en algo equivalente a la historia o a la mera ficción para verla con mayor distancia tenía que ver con su fantasía de salud personal, una coartada, un ensayo, una pelotudez como cualquier otra en la busca de cómo zafar. Es decir: verificó que estaba enfermo, bah, que seguía enfermo. Al parecer, irremediablemente.

Entonces miró la pila nueva que se había formado y calculó a cuánto llegaría en cinco años. Probaría otra vez, pero con un diferido mayor. Acaso así alcanzase alguna vez la serenidad buscada. Lo dudaba. No era un avestruz pero se consideraba con derecho a elegir su enfermedad. Suspiró, agarró La Divina Comedia y al acercarse a la estufa dudó un momento. No, no usaría ningún diario para encenderla. No era hombre de quemar las naves. De quemar nada, en realidad.

miércoles, 22 de abril de 2009

Salud pública, salud mental y comunicación


Por Santiago Diehl *

La inminente presentación en el Congreso de un proyecto de Servicios de Comunicación Audiovisual en reemplazo de la vieja Ley de Radiodifusión 22.285, sancionada por la última dictadura, es una buena razón para profundizar una cuestión que viene estando ausente en el debate: la relación entre los medios de comunicación, la salud pública y la salud mental.

Para eso es útil repasar algunas nociones elementales de psicología y comunicación, empezando por la idea misma de mente. El psicólogo ruso Lev Vigotsky, padre de la escuela sociohistórica, postuló que la mente construye cada identidad en un proceso que va de lo interpersonal a lo intrapersonal. El diálogo con otros, la familia especialmente, se transforma poco a poco en esa voz interna con la cual dialogamos a lo largo de la vida. Su teoría constructivista es muy valiosa porque vincula al individuo con la cultura, en abierta crítica a otras escuelas de psicología que imaginaban la posibilidad de un individuo aislado en su propia isla mental. En la actualidad, nuevas teorías de la mente rescatan esta dialogicidad entre un yo (ego) y un otro (alter) como el dispositivo básico de creación de las representaciones sociales. Vale decir que nuestro yo, nuestros valores e ideas, son el resultado de toda una serie de interacciones que sostenemos con otros. A la socialización primaria con la familia se suma luego la escuela, “el segundo hogar”. Sin embargo, cada vez más, los medios de comunicación de masas fueron constituyéndose en un factor decisivo e ineludible del proceso de socialización. Un hogar para la mente disponible a toda hora, en prácticamente cualquier lugar. En sociedades modernas como la nuestra, en las que el tiempo es un bien escaso para la mayoría de la población, los grandes medios de comunicación, en particular la televisión, simplemente encajan en el modo de vida y dan soluciones a un sinfín de situaciones habituales: niños que pasan horas y horas frente a esa niñera que los tiene quietitos mientras sus padres trabajan, duermen, salen o comparten tiempo con amigos o amoríos; adultos que también encuentran en ella su chupete electrónico para ir a dormir, o un parlanchín comensal con el cual compartir la cena, solos o en familia.

La TV, especialmente, por su fácil accesibilidad, es la principal fuente de información de más del 50 por ciento de la población, tal como comprobó hace dos años la encuesta sobre hábitos informativos de los argentinos realizada por el Sistema Nacional de Consumos Culturales, de la Secretaría de Medios de la Nación. Los diarios son las usinas de ideas y editorialización que establecen la agenda temática y fijan posición; las radios difunden, acompañan y enriquecen con su ida y vuelta con el público; pero es la TV la que bombardea las mentes 24-7 (24 horas, siete días a la semana) con una batería hipersensual de imagen, animación, texto, palabras, música y sonido. Al tocar todo el piano emocional de nuestro sistema nervioso, por su poder para acaparar nuestra atención y nuestro tiempo mental, la TV se convierte en una de las formas básicas de construcción del lazo social, del sentido común. La productora de contenidos de nuestras charlas en el café, el almacén, el ascensor, el almuerzo en la oficina, las cenas entre amigos o en familia.

Esta capilaridad en el alcance de los medios es la que explica su poder para instalar temas, crear climas de opinión y alterar el humor social.

Las principales técnicas por las cuales la información actúa directamente sobre el contenido de nuestro pensamiento son dos. La más potente focaliza la atención social, privilegiando algunos temas por sobre otros (agenda-setting) que quedan en la sombra. La otra gran técnica es encuadrar la información de una forma tal que, por lo general, no deja lugar a dudas acerca de las conclusiones a extraer. Ante esta situación, el paradigma actual en investigación acerca del poder de los medios apunta a demostrar la influencia en el largo plazo de su diario gotear ideológico.

En nuestro país, uno de los efectos imprevistos –o no tanto– del largo y manoseado conflicto por los derechos de exportación fue, sin dudas, poner sobre el tapete el rol de los medios de comunicación en el decurso político de la sociedad. Esto es, poner en discusión que los medios sean espejos neutrales de una realidad social dada y empezar a concebirlos como actores que intervienen activamente en su construcción. En especial, se hizo evidente que un mercado de medios monopolizado puede suponer un riesgo para la democracia. La realidad argentina no es muy distinta en esto a la del resto de Latinoamérica: pequeñas comarcas nacionales dominadas por grandes gigantes multimediáticos es el paisaje típico de la región. Basta con mirar la feroz disputa simbólica que deben enfrentar los gobiernos de Bolivia y Venezuela, por ejemplo. El efecto psicológico perseguido por los dueños de las cadenas de TV, en procura de horadar la base de sustentación política de los gobiernos, es poner a sus votantes y apoyos a la defensiva ante un envío continuo y masivo de disonancia cognitiva. Pintar una supuesta mayoría de opinión que condene al pueblo al ostracismo y al desánimo: tal es el fenómeno de la espiral de silencio.

En lo que a la salud pública respecta, conviene recordar que “la salud mental es mucho más que la ausencia de enfermedad. Es un proceso determinado histórica y culturalmente en la sociedad, cuya preservación y mejoramiento implica una dinámica de construcción social, vinculada a la concreción de los derechos”. La definición, tomada de la avanzada Ley de Salud Mental porteña, sirve de marco a la necesidad de regular los monopolios informativos a fin de garantizar las condiciones para que el derecho a la salud mental pueda ejercerse. Sin ir más lejos, un pequeño y grotesco ejemplo de los efectos con que el monólogo de los medios afecta la salud mental son aquellos apacibles pueblos del interior del país en los que existe temor a los secuestros extorsivos, con casos que derivan incluso en consumo de ansiolíticos. La jueza de la Corte Suprema Carmen Argibay tiene razón cuando dice que los medios magnifican los casos de inseguridad, y ello obedece puramente a la lógica misma de su razón comercial de ser, en tanto su foco se guía por lo truculento y lo dramático. El resultado –ya lo dijo mejor la Bersuit– es que paranoiquean a la población.

Que en el continente más desigual del planeta la inseguridad sea puesta tan alto en la agenda pública, relegando la cuestión de la distribución del ingreso y aun ignorando la probada relación existente entre ambos temas, dice mucho de lo que los monopolios mediáticos han estado haciendo con la salud mental de los ciudadanos y ciudadanas argentinos. Es hora de empezar a construir un país menos alienado y, regulación de la comunicación audiovisual mediante, mentalmente más sano.

* Licenciado en Psicología (UBA), master en Política y Comunicación (LSE).

domingo, 12 de abril de 2009

Unidos por el Rock

Bailemos al ritmo de los políticos, que para junio falta poco !!!

Raúl (el santo), Lilita y el comité

En la política como en el amor parece que todo vale con tal de llegar al orgasmo (o a la consagración del poder). Ver a Lilita cerrando filas con la UCR con vistas a las próximas elecciones es una muestra más de como el escorpión se sube al lomo del caballo para intentar cruzar el rio. Pero está en la naturaleza de esos bichos ahogarse en la mitad de la corriente.

Si andan secos de vientre les dejo esta fórmula:

Foto:



Más video (gracias Lucas !!):



...es igual a una real cagada radical.

viernes, 3 de abril de 2009

Democracia, paternidad y muerte


Por Eduardo de la Serna *

Frente a la muerte, parece que todos los grises se diluyen y todo pasa a ser blanco o negro. Y reclamar derechos humanos por delincuentes asesinados es perverso, o cuestionar cosas de muertos honorables es casi criminal.

Murió Alfonsín, y se empiezan a escuchar todo tipo de elogios: de los sensatos, los verdaderos, los exagerados y los falsos de toda falsedad. El que más se escucha es el de “padre de la democracia”. Y no se escuchan comentarios críticos, casi como si hacerlo fuera un atentado a la misma democracia. Y personalmente quisiera decir algo.

No lo voté a Alfonsín, y me angustié cuando ganó. Toda mi vida creí y sigo creyendo que los radicales hablan bien, son honestos, pero no sirven para gobernar. Y no es lo mismo ser honesto que ser ejecutivo. Esto no me transforma en abanderado del “roban, pero hacen”, aunque ese dicho algo indica.

Pero debo decir que “padre de la democracia” me parece excesivo ¡y falso! La democracia fue engendrada por una larga lista de cosas: desde errores abominables de la dictadura (desde lo económico a la guerra de Malvinas), el genocidio, que traspasó las fronteras, la lucha externa e interna por los derechos humanos e incluso las luchas sindicales, políticas y sociales (la huelga del 30 de marzo de 1982, la multipartidaria, “las urnas están bien guardadas”, etc.). Todo esto podría resumirse en decir “la gente”, “el pueblo” o como se prefiera, ellos son los padres de la democracia.

Sin duda alguna, Alfonsín fue un artífice importantísimo en la recuperación de la democracia, pero en un primer momento la multipartidaria –conformada por el PJ (Bittel), UCR (Alfonsín, Contín), PDC (Auyero, Cerro), PI (Alende) y el MID (Frigerio, Frondizi) y la CGT Brasil (Ubaldini)– tuvo una activísima participación en dicha recuperación. Cuando ya la democracia era inminente, Alfonsín rompió la multipartidaria, porque parecía que servía a su proyecto político, como lo fue también la denuncia nunca comprobada del pacto militar-sindical. Muchos afirmarán hoy que fue lo mejor que nos podía pasar, ya que Luder no garantizaba la vigencia de los derechos humanos (había hablado de la imposibilidad de derogar la autoamnistía militar). Es probable, aunque nunca podríamos saberlo sin entrar en política-ficción. Simbólicamente, su decisión de asumir el 10 de diciembre, día de los derechos humanos, fue impecable. E índice de lo que vendría. El juicio a las juntas militares fue un paso importante, aunque muchos creemos que no se quería pasar de allí (¿por qué el general Harguindeguy no entró en ese juicio?, ¿deudas de ex compañeros de liceo militar?). Las leyes de obediencia debida y punto final parecen demostrarlo.

El enfrentamiento a un mismo tiempo a los militares, a los poderes económicos, a los sindicatos, la Iglesia, los organismos de crédito parece una insensatez política. Los resultados parecen demostrarlo: un sindicalista terminó ministro de Trabajo, el Plan Austral y el Plan Primavera, la “tablita”, los créditos del FMI, las leyes de impunidad... El poder se fue licuando a cada momento, lo que no impedía que surgieran cosas importantes: la paz con Chile y el nacimiento del Mercosur fueron emblemas de esto. Pero también lo fue la hiperinflación, lamentablemente. Y el abandono anticipado del poder.

Es cierto que después vino el menemismo, y la Alianza. Esto merecería también un análisis. La corrupción encarnada y la ineficacia e inacción personificadas fueron emblemas, pero fueron también muchos votos de apoyo (igual a ¿democracia?). Pero también de “aprender a los golpes”.

En tiempos duhaldistas, Alfonsín fue senador. Y podemos recordar que fue él el fotografiado cuando ante el nombramiento de un juez decía “cajonear”, y fue él quien se burló de nuestra inteligencia “explicando” que “cajonear quiere decir investigar, activar...”. También fue el del Pacto de Olivos, es decir, el que cedió ante el menemismo que avanzaba impunemente contra la Constitución nacional. ¿Que en el “Pacto” logró cosas interesantes como el Consejo de la Magistratura y la incorporación de los tratados internacionales a la Constitución? No hay dudas. Y también logró el tercer senador para que el radicalismo –en vías de extinción– no desapareciera.

Se afirma que fue un demócrata. ¡Creo que es indudable que lo fue! Que fue honesto, ¡no lo dudo! Una persona de convicciones... Personalmente estoy de acuerdo con eso. Pero no me basta: eso no lo transforma, para mi gusto, en un ejemplo, o un prócer. Ver muchos infrapolíticos junto al féretro en estas horas me revuelve las “tripas políticas” (como recordar los festejos del menemismo cuando venció a Kirchner en la primera vuelta, y ver a los indeseables en el hotel Presidente).

Parece que la muerte nos transforma a todos en ángeles o demonios, y este momento tan duro parece que “ensucia” la muerte de personas como Alfonsín si se dicen palabras críticas a su persona. Murió una persona honesta, un político de raza (con sus virtudes y defectos políticos), un símbolo de la democracia. Pero no acepto que me digan que era “el padre de la democracia”, porque no lo era, no lo reconozco como “mi padre”, y quiero una democracia mucho mejor que la que él nos dejó: una democracia con la que de verdad “se coma, se eduque y se trabaje”.

* Movimiento Carlos Mugica de sacerdotes en la opción por los pobres.

jueves, 2 de abril de 2009

La muerte del piloto (o la resurrección de Taylor)


1903 fue un año muy importante para la aviación. Es recordado en los libros de historia, en los libros del mundo aeronáutico como el año en que Wilbur y Orville Wright volaron por primera vez el Flyer 1. Los dos hermanos fueron los bicicleteros más famosos al transformarse en los primeros pilotos que volaron un artefacto más pesado que el aire que a su vez era autopropulsado. Y esto de primeros no es tan así. En realidad fueron los primeros en documentarlo. El francés Clément Ader, el aleman Karl Jatho y el neozelandes Richard Pearse consiguieron hacer volar aeronaves más pesadas que el aire, impulsadas por motores de combustión interna, con anterioridad a los hermanos Wright. Pero parece que no era común tener celulares con cámaras a mano en aquellos tiempos, y no pasaron a la historia como los muchachos de Kitty Hawk.

Lo cierto es que en toda esta historia de los inicios de la aviación hay un gran olvidado: Charles E. Taylor. Quién lo recuerda ? Quién fue ?

Taylor fue un participante silencioso pero esencial del éxito de los hermanos Wright. En solo seis semanas construyó el motor de 12 Hp que propulsó el primer vuelo exitoso del Flyer I. En la mañana del 17 de diciembre de 1903, en la base de Kill Devil Hills, los hermanos Wright hicieron historia volando exitosamente el primer avión propulsado. Este logro no hubiera sido posible si no hubiese estado Charles Edward Taylor, el hombre responsable del diseño, desarrollo y producción del primer motor aeronáutico. A pesar de todo, casi todo el mundo saben quienes fueron Wilbur y Orville Wright, pero muy pocos (casi nadie) escuchó nombrar a Charles E. Taylor. Pareciera que la maldición del mecánico existiese desde que se gestó el embrión que dio nacimiento a la aviación.

A pesar del olvido histórico, la labor de pilotos y mecánicos iban de la mano desde el mismísimo comienzo de los vuelos tripulados. Tanto que hasta sus roles se mezclaban. Era usual ver que tanto el trabajo de unos como de los otros recaían en la misma persona. Quién inspeccionaba la máquina, le cargaba combustible, verificaba el normal funcionamiento de los sistemas luego se subía a ese artefacto del demonio y se disponía a volar. Para luego de llegar a quién sabe que destino, bajarse del aerodino y recomenzar ese círculo virtuoso de mecánico-piloto-mecánico, que permitía transportar correo, carga y algún que otro arriesgado pasajero. Luego, el avance tecnológico y la complejidad del los vuelos hicieron que los roles se diferenciaran cada vez más. Y eso está bien. Lo malo, es que a partir de esa diferenciación de roles, se jerarquizó el trabajo de unos y se relegó, se ocultó, se minimizó si se quiere el trabajo de otros, así como la historia se olvidó de Taylor. En el inconsciente colectivo ser piloto es sinónimo de aviación; ser mecánico es sinónimo de uñas negras, olor a nafta, o como definen los sajones, son greases monkies o monos grasosos. Qué forma de mierda de identificarnos! Quién no tuvo la incómoda experiencia de responder a una simple pregunta como Dónde trabajas ? Y al responder que uno trabaja en una empresa aérea vuelve otra pregunta como obligada: Ah, sos piloto ? No, solo arreglo lo que ellos rompen, es la forma más cortés que me sale de respuesta, mientras neutralizo un Qué carajo te importa?

Nada ha sucedido, hasta hoy, para modificar esto que es injusto. Y nadie lo modificará, salvo el tiempo. Y digo esto porque anoche tuve un sueño. Un sueño con rasgos premonitorios, como si fuera el sueño de un adivino que recibe la esencia sobrenatural de lo que va a acontecer. En mi sueño vi el pasado y vi el futuro. Y vi un pasado donde piloto, segundo, mecánico de abordo, navegante y operador de radio eran los cinco miembros de una tripulación técnica de vuelo. Y los mecánicos ahí estaban para cuidar de las aeronaves. Y vi que gracias al avance tecnológico, se pudo prescindir del operador de radio. Y más tarde de los navegantes. Y los mecánicos ahí estaban para cuidar de las aeronaves. Y hoy día están desapareciendo los técnicos de vuelo. Y la tripulación se estandariza solo con un piloto y un segundo. Y los mecánicos ahí están para cuidar de las aeronaves. En un futuro no muy lejano, quizás dentro de 20 o 30 años, con un solo piloto bastará para volar. Y un tiempo después ya no serán más necesarios. El avión estará diseñado para hacer un vuelo completo perfectamente solo, automático, sin la intervención de ningún piloto. Pero aunque esto suceda, alguien tendrá que mantenerlo. Alguien deberá inspeccionar los sistemas autónomos, las computadoras avanzadas. O al menos alguien deberá de cargar combustible. Por eso en mi sueño el cockpit será modificado. Solo existirá un asiento que será de primera clase, un galley completo, bien equipado y una notebook que se pueda jugar al tetris o al FS4 para rememorar épocas del pasado. Y ese asiento lo ocupará el mecánico, el único tripulante técnico que cumplirá su rol de apoyo. Y adelante, justo debajo de la ventana y al lado del computador primario del monitorización de sistemas, habrá una foto blanco y negro, emblemática y silenciosa, de nuestro primer gran olvidado.

miércoles, 1 de abril de 2009

Negro del orto !! (Cummings dixit)

Los terroristas blancos no venden



Radar - 29/03/09

Una "bomba sucia" es una bomba que combina explosivos convencionales con material radioactivo , sirviéndose de lo primero para dispersar lo segundo. Nunca explotó ninguna de éstas en ninguna parte del mundo, aunque se encontraron varias sin detonar.
Las "bombas sucias" se convirtieron en el cuco número uno de la administración Bush. Todo tipo de requisa, de paranoia, de persecuciȯn, eran justificadas porque había terroristas islámicos, supuestamente, trabajando contra reloj para fabricar este tipo de bombas. Sin embargo, el primer intento de construir una "dirty bomb" que se descubrió en los Estados Unidos fué realizado por un supremacista blanco, que buscaba detonarla el día de la asunción de Obama.
Todo empezó como un caso de abuso doméstico. Amber Cummings matȯ a su marido de un disparo, luego de lo que según ella fueron años de abusos mentales, físicos y sexuales por parte del finado, James Cummings. Cuando la policía entró para investigar el homicidio. se encontró con material radiactivo (uranio, torio, litio, y más), y un montón de papeles acerca de cómo construir una "bomba sucia".
Amber cuenta que su marido estaba "muy alterado" por la victoria de Barack Obama. La bomba, entonces, sería para detonar durante su asunción, en un evento terrorista sin predentes.
La noticia dentro de la noticia es que ningún medio quiso hablar del tema. Si hubiera sido un terrorista islámico, tal vez habría sido tapa de todos los diarios. Pero, a quién le interesa un terrorista blanco, que recientemente se había afiliado al Partido Nacional Socialista, un grupo nazi?
El reporte del caso se filtró en wikileaks, un sitio para publicar documentos anónimamente, y luego salió la noticia en Bangor Times, un periódico local. Varios blogs comentaron la noticia, pero ningún diario nacional quiso saber nada.
La primera bomba sucia descubierta en territorio norteameriacano, construída por un millonario nazi, y no es noticia ?

sábado, 21 de febrero de 2009

The Code (Parte 1)

Excelente documental de Hannu Puttonen sobre los orígenes de GNU/Linux en general y del kernel Linux en particular. Doblado al español. Este es el primero de 5 capítulos.
Siéntense y disfrútenlo !!

sábado, 14 de febrero de 2009

E17 + Debian... Qué más ??

Poco hay para decir... solo que se los dedico a Vista que lo mira por TV...!!!

domingo, 8 de febrero de 2009

Eternos Problemas Informáticos




Estimados Señores:

El año pasado cambié de la versión NOVIA 7.0 a la versión ESPOSA 1.0, y he observado que el programa al cabo de un tiempo comenzó con unos procesos inesperados de subrutinas, que luego fueron a más, descargándose un programa oculto denominado HIJO 1.0 que me ocupa muchísimo espacio de disco duro, utiliza recursos importantes, y además enlentece de forma alarmante el Sistema Operativo.

•Por otra parte, ESPOSA 1.0 se auto instala como residente en la memoria RAM y se lanza durante el inicio de cualquier aplicación, monitorizando todas las actividades del sistema.
•Aplicaciones como:
CERVEZA CON COMPAÑEROS 10.3
NOCHE CON AMIGOS 2.5
FÚTBOL DOMINGUERO 5.0,
ya no funcionan y el sistema se cae cada vez
que intento ejecutarlos.

•De vez en cuando se lanza un programa oculto (creo que es un troyano) denominado SUEGRA 1.0 que aparece cerrando varios puertos de conexiones, y consigue colgar el sistema, o que ESPOSA 1.0 se comporte de manera totalmente impredecible, por ejemplo, dejando de atender a cualquier comando que introduzco.

•Estoy pensando en volver al programa anterior NOVIA 7.0, pero no he podido desinstalar a ESPOSA 1.0 o al menos mantenerlo minimizado.
•Auxilio !!! ¿Me podrían ayudar?.

RESPUESTA:
Estimado usuario afligido,

•Este es un motivo de queja muy común entre los usuarios. Se debe, en la mayoría de los casos, a un error básico de concepto. Mucha gente pasa de cualquier versión de Novia X.0 a Esposa 1.0 con la idea de que es solo un programa de Entretenimiento y Utilidades. Sin embargo, Esposa 1.0 es un SISTEMA OPERATIVO COMPLETO, diseñado para controlar TODO el sistema.

•Es muy poco probable que usted pueda desinstalar Esposa 1.0 y regresar a cualquier versión de Novia X.0. Es casi imposible desinstalar o eliminar los archivos del programa una vez instalados.
•Lo mismo pasa con Suegra 1.0 que es una aplicación oculta que se instala en la RAM mientras Esposa 1.0 funciona.

•Hay quienes han intentado el formateo a baja densidad, para luego instalar los programas Novia Plus o Esposa 2.0, pero terminan con más problemas que antes, (vea en el Manual, el capítulo "Pago de Pensiones" y "Mantenimiento de Hijos").
•Considere la posibilidad de instalar algún software adicional para mejorar el rendimiento de Esposa 1.0. Son especialmente recomendables, PedirPerdon.Exe, Flores 5.0, Joyas 2.3; también puede usar Loquetudigas v9.7. Y evite el uso excesivo de la tecla "ESC"

•JAMAS instale Secretariaconminifalda 3.3, Amiguita 1.1 o Amigotes 4.6.
Estos programas no funcionan bajo Esposa 1.0, y muy probablemente, causen daños irreversibles e irreparables al Sistema Operativo.
•Si todas las opciones fallan, puede optar por sistemas basados en otras plataformas existentes en el mercado pero a su propio riesgo como Celibato 1.0 o Maricón 5.3.

jueves, 8 de enero de 2009

“Plomo fundido” sobre la conciencia judía


“Si nosotros nos revelamos incapaces de alcanzar una cohabitación y acuerdos con los árabes, entonces no habremos aprendido estrictamente nada durante nuestros dos mil años de sufrimientos y mereceremos todo lo que llegue a sucedernos.”Albert Einstein, carta a Weismann, 1929.

Por León Rozitchner

¿Recuerdan cuando hace dos mil años los judíos palestinos, nuestros antepasados en Massada sitiada, enfrentaron las legiones del Imperio romano y se suicidaron en masa para no rendirse? ¿Recuerdan la rebelión popular y nacional de nuestros macabeos contra la invasión romana, cuando murieron decenas de miles de judíos y se acabó la resistencia judía en Palestina y nos dispersamos otra vez por el mundo? ¿No piensan que esa misma dignidad extrema que nuestros antepasados tuvieron, de la que quizá ya no seamos dignos, es la que lleva a la resistencia de los palestinos que ocupan en el presente el lugar que antes, hace casi dos mil años, ocupamos nosotros como judíos? ¿No se inscribe en cambio esta masacre cometida por el Estado de Israel en la estela de la “solución final” occidental y cristiana de la cuestión judía? ¿Han perdido la memoria los judíos israelíes? No: sucede que se han convertido en neoliberales y se han cristianizado como sus perseguidores europeos, que, luego de exterminarlos, empujaron a los que quedaron vivos para que se fueran a vivir a Palestina con el terror del exterminio a cuestas.

El meollo de la actual tragedia está en la Shoá. Si la memoria de su pasado define el sentido histórico que marcó el “destino” del pueblo judío, donde se van hilando las cuentas de nuestro derrotero, y si el acto final en el que culmina ese destino convoca a los judíos israelíes a aniquilar la resistencia de otros pueblos inocentes, algo del sentido histórico ha desaparecido de la memoria de los israelíes. ¿Puede ser invocada la Shoá sin ser infieles a los desaparecidos, cuando al mismo tiempo el sentido completo de ese acontecimiento monstruoso ha quedado oscurecido? ¿Cómo podríamos “hacer memoria” si la construimos con los únicos recuerdos de nuestro pasado que los culpables europeos del genocidio nos autorizan? Es cierto: si los israelíes recuerdan todo, pierden a sus aliados. Porque la memoria de la Shoá que llevó al retorno a una tierra perdida hace mucho tiempo tendría que volver a ser pensada.

Lo primero a recordar: nuestros perseguidores históricos no fueron ni son los palestinos. Nuestros perseguidores estaban y siguen estando en las naciones de cultura europea que nos expulsaron y masacraron, y sin embargo son ellos los que siguen marcando el destino de todos nosotros, sobre todo de los judíos israelíes. ¿Será por eso que se busca olvidar a los verdaderos culpables de la Shoá? Los israelíes ya no se preguntan por el pasado bimilenario judío. Nunca los judíos, salvo excepciones, acusan del exterminio judío a la religión cristiana y a la economía capitalista que produjeron necesariamente la Shoá, como la conclusión de un silogismo que se venía desarrollando en Europa cristiana desde su mismo origen, como si el nazismo hubiera sido sólo un accidente sin antecedente en la historia europea y todo comenzara con Hitler. ¿No será que luego de la Shoá ustedes, los descendientes de los judíos europeos asimilados, se aliaron luego con los exterminadores en un pacto oscuro que el terror dictaba, y volvieron ahora todos, de cierta manera, a ser judeo–cristianos? Porque seamos honestos: el Tercer Reich se ha prolongado en el 4º Reich del Imperio norteamericano. Es claro: prefieren no saberlo porque el Estado de Israel está –nosotros los judíos latinoamericanos sí lo sabemos– al servicio del poder cristiano–imperial de los EE.UU. ¿O van a creerse que los EE.UU. y Europa combatieron al nazismo para salvar a los judíos? ¿Por qué ahora habrían de seguir persiguiéndolos si mantienen lo que tienen de judíos congelado sólo en lo arcaico religioso? Pero ¿no les dice nada pasar a ocupar ahora el lugar impiadoso, como brazo armado de los poderosos capitalistas cristianos, contra una población civil asediada y asesinada por osar defenderse contra la expropiación ilimitada de un territorio que debía ser compartido?

Recordemos. Karl Schmitt, filósofo católico del nazismo, había puesto de relieve lo que la hipocresía democrática ocultaba: la categorías políticas son todas ellas categorías teológicas. Es decir: la política occidental (democrática y capitalista) tiene su fundamento en la teología cristiana. Es notable: Schmitt coincide con lo que Marx joven decía en Sobre la cuestión judía: el fundamento cristiano del Estado germano se prolonga como premisa también en el Estado democrático.

Y si la política occidental al desnudarse muestra su fundamento teológico oculto, sin el cual no hubiera habido capitalismo, entonces toda política de Estado capitalista era antijudía, porque ése era el escollo que el cristianismo había encontrado para consolidarse como religión universal. No contra los judíos cristianizados que, como ustedes en Israel, apoyan esa política, es cierto. Ustedes tienen de cristianos, sin saberlo, lo que ocultan en su propia memoria al ocultar que la Shoá como “solución final” fue un exterminio teológico (cristiano) político europeo. Schmitt la tenía clara. Lo que el sutil filósofo alemán católico necesitaba activar, en momentos de peligro extremo para el cristianismo y el capitalismo frente a la amenaza de la Revolución Rusa y las rebeliones socialistas, era el fundamento cristiano escondido en la política: el odio visceral y alucinado religioso antijudío para que en Europa reverdeciera con toda intensidad el fundamento grabado durante siglos en el imaginario popular cristiano. Y con ese vigor arcaico reverdecido pudieran enfrentar la amenaza revolucionaria del judeo–marxismo.

Por eso, frente a la apariencia liberal de la política democrática como una relación “amigo-amigo”, el fundamento de la política nazi extremaba las categorías de “amigo–enemigo” que Schmitt vuelve a poner de relieve en el “estado de excepción” como la verdad oculta de la democracia: el único enemigo histórico cuando entra en crisis el fundamento social europeo son nuevamente los judíos. En 1933, frente a la amenaza del socialismo tildado quizá con cierta razón de judío, resurgía para muchos europeos todo su pasado y encontraban en los judíos el fundamento más profundo de lo más temido para su concepción cristiana: las premisas judías de un materialismo consagrado, no meramente físico cartesiano como la economía capitalista requería. Por eso Schmitt vuelve a desnudar las categorías fundantes adormecidas que la teología católica mantenía vivas: volvía al fundamento religioso de la política cristiana del Estado democrático para enfrentar el peligro del “comunismo ateo y judío”.

Sucede que en ese momento los judíos laicos formaban parte de la creatividad moderna que en Europa alimentó el pensamiento político y científico: eran rebeldes todavía, no como tantos de ahora, y por eso Marx de joven pensaba que los judíos, una vez superada su etapa religiosa y se hicieran laicos prolongando la esencia judía más allá de lo religioso, podrían pasar a formar parte activa de la liberación humana.

Y cuando al fin los europeos creían haber logrado en el siglo XIX la universalización del cristiano–capitalismo que se expandía colonizando a sangre y fuego el mundo, aparece otra vez el materialismo judaico como premisa del socialismo, que no es físicamente metafísico sino que parte de la Naturaleza como fundamento de la vida del espíritu humano. Tiemblan entonces en Europa los fundamentos cristianos de la política y de la economía: un nuevo fantasma la recorre y se manifiesta en una teoría judía revolucionaria. De lo cual resulta que en momentos de crisis Hitler sólo representó, en términos estrictamente religiosos, culturales y políticos, el temor de toda la cultura occidental ante los comunistas y los judíos como los máximos enemigos de ambos, ahora renovados: del capitalismo y del cristianismo. El racismo de los nazis –esa “teozoología política”– no es más que el espiritualismo cristiano secularizado que el Estado nazi consagró laicamente en las pulsiones de los cuerpos arios.

Una vez aniquilados los millones de judíos –como luego fueron arrasando y aniquilando con la misma consigna a millones de soviéticos “judeo-comunistas”– el impacto aterrorizante de la “solución final” hizo que los judíos casi nunca, salvo muy pocos, se atrevieran a señalar a los verdaderos culpables del genocidio (como pasó entre nosotros con los genocidas). Con la derrota de los nazis como únicos culpables –según cuenta la historia de los vencedores– desapareció en Europa la historia de los pogromos y las persecuciones cristianas medievales y modernas que nos aterraron durante siglos: la de los franceses tanto como la de los italianos, los españoles, los polacos y los rusos mismos. Sólo los nazis alemanes fueron antijudíos.

Los judíos cristianizados por el terror del cristiano-capitalismo en Europa luego de la Shoá buscaron su “hogar” fuera de Europa: se instalaron en Palestina, como si el reloj de la historia, ahora teológica, se hubiera detenido hacía dos mil años. No se dieron cuenta de que la mayoría de los judíos que volvían a Israel no eran como nuestros antepasados que se habían ido: los descendientes de los defensores de Massada o de los macabeos. Buber, Gershon Scholem y tantos otros sí lo recordaban. Nadie quería que nos volviera a pasar otra vez lo mismo, es cierto; pero en vez de enfrentar y denunciar a los verdaderos culpables del genocidio –que ahora nos apoyaban para que nos fuéramos para siempre de Europa y termináramos nosotros mismos la etapa final democrática de la “solución final” judía que ellos comenzaron– los israelíes terminaron sometiendo a los palestinos como los romanos, los europeos y los nazis lo hicieron antes con nosotros. Pero primero tuvieron que vencer la resistencia de nuestros pioneros socialistas.

Los israelíes, apoyados ahora por el Imperio cristiano–capitalista que los había perseguido, crearon también en Israel un Estado teológico, pero la “parte” secularizada dentro de ese Estado judío siguió siendo la del Estado cristiano. Volvieron como judíos para culminar en Israel la cristianización comenzada en Europa: mitad judíos eternos en lo religioso, mitad cristianos secularizados en lo político y en lo económico. Por eso ahora en Israel el Estado mantiene la economía neoliberal capitalista y cristiana sostenida por los religiosos judíos sedentarios, detenidos en el tiempo arcaico de su rumiar imaginario. Y por el otro lado los iraelíes son neoliberales en la política y en la economía y en la ciencia “neutral”, cuyas premisas iluministas son cristianas. Mitad judíos en el sentimiento, mitad cristianos en el pensamiento.

Y por eso quieren que todos, también aquí y ahora, seamos como ellos: judeo-cristianos como el rabino Bermann, avalado por el cardenal Bergoglio, o judíos–laicos como Aguinis, neoliberal letrado avalado por el obispo Laguna. O como los directivos de la AMIA, que tienen la potestad de determinar si soy o no judío. Si soy judío “progresista” y no me secularicé como cristiano, entonces no soy judío, no podré aspirar a ser enterrado en un cementerio comunitario porque me faltaría la parte cristiana de mi ser judío. Pero judíos–judíos, esos que prolongan en lo que hacen o piensan los valores culturales judíos, quedan al parecer muy pocos, aunque sean muchos los que leen hebreo o reciten kaddish en la tumba de sus padres. Todos están aureolados con la coronita del cristiano-capitalismo que al fin los ha vencido por el terror cristiano luego de dos mil años de resistencia empecinada: convertidos ahora al “judeo-cristianismo”.

Por eso la creación del Hogar Judío en Palestina tiene un doble sentido: la “solución final” europea tuvo éxito, logró su objetivo, el cristianismo europeo se desembarazó de los judíos y muchos de los que se salvaron se fueron de Europa casi agradecidos, sin querer recordar por qué se iban y quiénes los habían exterminado. La Europa cristiana y democrática se había sacado el milenario peso judío de encima. Pero mis padres, que llegaron a las colonias judías de Entre Ríos, sí lo sabían.

Todos los judíos estamos pagando esta inmerecida transacción, ese “olvido” del Estado de Israel, al que seguramente se habrían negado los defensores del Ghetto de Varsovia, que murieron, ellos sí, sabiendo quiénes eran los responsables políticos, económicos y religiosos –estaban a la vista–- como los millones de judíos europeos que murieron en los campos de exterminio. Los judíos que vinieron luego, esos que estamos viendo, no quisieron ni pensar a fondo en los culpables: se unieron a los poderosos y saludaron alborozados que el socialismo stalinista antisemita se derrumbara arrastrando al olvido al mismo tiempo, como si fuera lo mismo, la memoria de los pioneros judíos revolucionarios asesinados por Stalin. Por eso sus sueños mesiánicos dependen ahora únicamente de los cristianos y del capitalismo para poder realizarse. Sólo tenían que hacer una cosa: permutar al enemigo verdadero por un enemigo falso.

Estamos pagando muy cara esta conversión judía. Los israelíes, ya vencidos en lo más entrañable que tenían de judíos históricos, se han transformado en la punta de lanza del capitalismo cristiano que los armó hasta los dientes para enfrentar el mayor y nuevo peligro que tiene el cristianismo: los mil millones de musulmanes que pueblan el mundo. Pero ni los musulmanes ni los palestinos fueron los culpables de la Shoá: los culpables del genocidio son ahora sus amigos, que los mandan al frente.

Y aquí cierra la ecuación política amigo-enemigo de Karl Schmitt. Antes, hasta la Segunda Guerra Mundial, el fundamento teológico de la política era “amigo/cristiano–enemigo/judío”. Ahora que los judíos vencidos se cristianizaron como Estado teológico neoliberal la ecuación es otra: “amigo/judeocristiano–enemigo/musulmán”. ¿Este es el lamentable destino que Jehová nos reservaba a los judíos? Porque de lo que hacen ustedes en Israel depende también el destino de todos nosotros.